Obras de S. Freud: Antes de ser nombrado docente adscrito

Antes de ser nombrado docente adscrito (3)

I

«Observaciones sobre la morfología y estructura fina de los órganos lobulados de la anguila, descritos como testículos» [1877b]. (4)


Poco antes el doctor Syrski había discernido en un órgano par, lobulado, acanalado, situado en la cavidad abdominal de la anguila, los órganos genésicos de este animal, buscados desde hacía tiempo. A sugerencia del profesor Claus, yo investigué en la estación zoológica de Trieste la aparición y la composición tisular de este órgano lobulado.

II

«Sobre el origen de las raíces nerviosas posteriores en la médula espinal del amocetes (Petromyzon planeri (5))»
[1877a]. (6)

(Del Instituto de Fisiología de la Universidad de Viena. Con una lámina.)

En la médula espinal del Petromyzon se pudo demostrar que las grandes células nerviosas, descritas por Reissner, de la sustancia gris posterior (células posteriores) daban origen a los haces de las raíces posteriores.  Las raíces espinales anteriores y posteriores del Petromyzon están, en sus orígenes, al menos en la región caudal, desplazadas {descentradas} recíprocamente, y en su trayectoria periférica permanecen separadas entre sí.

III

«Sobre los ganglios raquídeos y la médula espinal del Petromyzon» [1878a]. (7)

(Del Instituto de Fisiología de la Universidad de Viena. Con cuatro láminas y dos grabados.)

Desde hace mucho tiempo, las células ganglionares espinales de los peces se consideran bipolares, y unipolares las de los animales superiores. Sobre estos últimos elementos, Ranvier había demostrado que su prolongación única se divide, tras breve tramo, en forma de T.  Los ganglios espinales del Petromyzon se pueden apreciar íntegramente luego de aplicada una maceración de oro; sus células nerviosas muestran todas las transiciones desde la bipolaridad a la unipolaridad con división de haces en forma de T; el número de fibras de la raíz posterior supera regularmente al número de las células nerviosas en el ganglio; hay entonces fibras «de pasaje» y también fibras «subsidiarias» {angelehnte, «apuntaladas»}, las últimas de las cuales meramente se entreveran con los elementos de las raíces. En el Petromyzon se establece un enlace entre las células ganglionares espinales y las células posteriores de la médula espinal, ya descritas [por Reissner; véase supra, el trabajo II], mediante elementos celulares expuestos en la superficie de la médula espinal entre la raíz posterior y el ganglio. Estas células dispersas marcan el camino que las células ganglionares espinales han recorrido en su historia evolutiva.  A partir de la médula espinal del Petromyzon se describen, además, unas divisiones de fibras en el trayecto central de las fibras posteriores de las raíces, y una ramificación bifurcada de fibras de la comisura anterior, interpolación de células nerviosas en los tramos espinales de las raíces anteriores, y una finísima red nerviosa de la piamadre, que se colorea mediante cloruro de oro.

IV

«Noticia sobre un método para preparaciones anatómicas del sistema nervioso» [1879a].

Modificación de un método recomendado por Reichert.

Una mezcla de 1 parte de ácido nítrico concentrado, 3 partes de agua y 1 parte de glicerina concentrada, al destruir los tejidos conectivos, permite remover con facilidad huesos y músculos, y es apropiada para dejar al descubierto el sistema nervioso central con sus ramificaciones periféricas, en particular en mamíferos pequeños.

V

«Sobre la estructura de las fibras y de las células nerviosas en el cangrejo de río» [1882a].

Los haces nerviosos del cangrejo de río muestran, investigados en vivo, una estructura enteramente fibrilar. Las células nerviosas, cuya supervivencia se discierne en los corpúsculos del núcleo, parecen compuestas de dos sustancias; una de ellas, ordenada en forma de red, se prolonga en las fibrilas de los haces nerviosos, y la otra, homogénea, se continúa en la sustancia intermedia.

VI

«La estructura de los elementos del sistema nervioso»

[1884f].  (8)

(Conferencia pronunciada en la Asociación Psiquiátrica, 1882.)


El mismo contenido de V.

VII

«Un nuevo método para el estudio de los tractos nerviosos en el sistema nervioso central» [1884d]. (9)

Si secciones finas del órgano central, endurecidas en cromato, se tratan con cloruro de oro, una solución fuerte de soda y una solución al 10 % de yoduro de potasio, se obtiene una coloración que va del rojo al azul y afecta las vainas medulares o sólo los cilindroejes. El método no es más confiable que otros métodos de coloración por oro.

VIIa

«Un nuevo método histológico para el estudio de los tractos nerviosos en el cerebro y la médula espinal» [1884c]. (10).

El mismo contenido que VII.

VIII

«Hemorragia cerebral con síntomas basales focales indirectos en un paciente con escorbuto» [1884a]. (11)


Comunicación de un caso de hemorragia cerebral en un enfermo de escorbuto que siguió un curso rápido bajo observación continuada, y explicación de sus síntomas por referencia a la doctrina de Wernicke sobre el efecto indirecto de las lesiones focales.

IX

«Sobre la coca» [1884e]. (12)

El alcaloide de la planta de coca, descrito por Niemann [en 1860], despertó en su momento poco interés para fines médicos. Mi trabajo aportó noticias botánicas e históricas sobre la planta de coca siguiendo las indicaciones de la bibliografía, corroboró mediante experimentos en hombres normales el asombroso efecto estimulante, neutralizador del hambre, la sed y el sueño, de la cocaína, y se empeñó en formular indicaciones para su aplicación terapéutica.

Entre estas indicaciones, la referencia a la posibilidad de usar la cocaína para el retiro de la morfina adquirió luego significación. La expectativa formulada en la conclusión de mi trabajo, de que se lograrían ulteriores aplicaciones a partir de la propiedad anestésica local de la cocaína, se cumplió poco después con el experimento de K. Koller para la anestesia de la córnea.

X

«Contribución al conocimiento de los efectos de la coca»
[1885a]. (13)


Demostración dinamométrica del acrecentamiento de la fuerza motora durante la euforia provocada por la cocaína. La fuerza motora (medida por la fuerza de presión de la mano) presenta una discernible oscilación diaria regular (semejante a la de la temperatura corporal).

XI

«Noticia sobre el tracto interolivar» [1885d]. (14)

Breves indicaciones sobre la trayectoria de las raíces del nervio acústico y la conexión del tracto interolivar con el cuerpo trapezoide cruzado, basadas en preparados humanos incompletamente mielinizados.

XII

«Un caso de atrofia muscular con perturbaciones extensas de la sensibilidad (siringomielia)» [1885c]. (15)


La combinación de atrofia muscular bilateral, de una perturbación bilateral de la sensibilidad en forma de parálisis «parcial» disociada de la sensibilidad, y de perturbaciones tróficas en la mano izquierda (que exhibía también la más intensa anestesia), en conexión con la limitación de los síntomas patológicos a la parte superior del cuerpo, permitió, en un hombre de 36 años, formular en vivo el diagnóstico de siringomielia, afección que por entonces se consideraba rara y de difícil reconocimiento.

Notas:

3) {Para la traducción castellana de estos resúmenes se contó con la colaboración del doctor Natalio Fejerman.}
4) [En este informe, Freud da cuenta de su primer trabajo de investigación científica, realizado en el año 1876, cuando aún era estudiante universitario, durante dos visitas a Trieste. En el curso de sus experiencias disecó alrededor de 400 anguilas. Este informe fue publicado en realidad tres meses después del que le sigue (1877a), aunque redactado con anterioridad. El profesor Claus era director del Instituto de Anatomía Comparada de Viena.]
5) [La forma larval de la lamprea de río.]
6) [Primer trabajo publicado de Freud, aunque el estudio sobre las anguilas (1877b) fue de redacción anterior. Tanto este trabajo como el siguiente (1878a) fueron resultado de una investigación que le sugiriera Brücke, director del Instituto de Fisiología, al cual Freud había sido incorporado en el otoño de 1876. – Unos cuarenta años más tarde, en un intento por encontrar una analogía para los procesos psíquicos de fijación y regresión, Freud resumió estos dos trabajos en la 22º de sus Conferencias de introducción al psicoanálisis (1916-17), AE, 16, págs, 309-10.]
7) [Este trabajo fue mucho más elaborado y extenso que su antecesor; constaba de 86 páginas (incluidas 18 de bibliografía), en comparación con las 13 de aquel.  En una carta enviada a Freud el 17 de setiembre de 1924, Abraham le informaba haber encontrado un ejemplar de segunda mano de esta publicación. Freud le contestó, el 21 de setiembre del mismo año: «Pensar que yo deba sentirme identificado con el autor del trabajo sobre los ganglios raquídeos del Petromyzon es plantear irrazonables exigencias a la unidad de la personalidad. Y, pese a todo, así debería ser; y creo que ese descubrimiento me hizo más feliz que todos cuantos efectué desde entonces» (Freud, 1965a).]
8) [Existen dudas en cuanto a la fecha en que le pronunció la conferencia, si bien parece muy probable que lo haya sido en la ocasión relatada con sumo detalle por Freud a su novia en una carta escrita ese mismo día, el 14 de febrero de 1884 (Freud, 1960a). En tal caso, el año, 1882 aquí indicado sería un error de imprenta o un desliz. No obstante, en esa carta Freud afirma que la conferencia se basó en uno de sus trabajos anteriores, que bien puede ser el V, efectivamente escrito en 1882. Aunque Freud es tan escueto en la descripción de su contenido, según Ernest Jones la conferencia tuvo gran importancia. En ella, Freud sintetizó sus investigaciones sobre la estructura del sistema nervioso (de las cuales había informado en I, II, III y V) y allanó el camino hacia la teoría de la neurona, que sería formulada por Waldeyer en 1891. Para todo esto, véase el primer volumen de la biografía de Jones (1953, págs. 53-6).]
9) [Una descripción mucho más sucinta de este método (no incluida en la presente lista), que Freud terminó de escribir el 6 de febrero de 1884, fue publicada con el mismo título en Zentralblatt für die medizinischen Wissenschalten (1884b). Al día siguiente, Freud concluyó la traducción al inglés de ese informe resumido (1884c), con ayuda de un estadounidense, Bernard Sachs, quien más tarde adquiriría celebridad como neurólogo en Nueva York. Fue ese el primer trabajo de Freud que apareció en lengua inglesa. El informe extenso fue preparado después y no se publicó hasta abril.]
10) [Escrito en inglés. Véase la nota anterior.]
11) [El 17 de enero de 1884 se hospitalizó a un aprendiz de zapatero de dieciséis años de edad, el cual murió al día siguiente, siendo confirmado por la autopsia, en todos y cada uno de sus detalles, el diagnóstico que había hecho Freud. La redacción del informe finalizó el 28 de enero. De ese mismo año son dos estudios clínicos publicados luego (XII y XIII). A la sazón, Freud se desempeñaba, bajo la dirección de Franz SchoIz, en el departamento de enfermedades nerviosas del Hospital General de Viena. Sin duda, la redacción de estos casos apuntaba en gran medida a su nombramiento como docente adscrito, que se produjo en setiembre de 1885, poco antes de viajar a París.]
12) [Terminada el 18 de junio de 1884, esta monografía se publicó al mes siguiente. Una traducción al inglés abreviada apareció en diciembre en el St. Louis Medical and Surgical Journal. En enero de 1885, Freud dio a conocer un ensayo (1885a) sobre los efectos de la cocaína en la fuerza muscular. A mediados de febrero, la monografía original, con agregados, fue reimpresa en forma de folleto. Vino luego la conferencia «Sobre los efectos generales de la cocaína» (1885b), pronunciada el 5 de marzo en la Psychiatrischer Verein {Sociedad de Psiquiatría} y publicada el 7 de agosto. En la presente lista no se incluyó esa publicación, ni tampoco el «Informe sobre la cocaína de Parke» (1885e), que apareció en junio, y en el cual Freud comparaba una preparación norteamericana con la alemana de Merck que había estado empleando hasta la fecha. Poco después de esto, en el mes de julio, comenzaron a circular críticas acerca de la actitud favorable que Freud manifestaba hacia la droga; entre ellas, en especial, las de Erlenmeyer (1885, 1886 y 1887). Por último, en julio de 1887, Freud dio a publicidad una réplica a esas críticas (1887d). Ernest Jones hace amplias consideraciones sobre el interés de Freud por la cocaína en el capítulo VI del primer volumen de su biografía (Jones, 1953).]
13) [Véase la nota anterior. Los experimentos sobre los que aquí se informa fueron iniciados por Freud en noviembre de 1884.]
14) [Completado el 17 de mayo de 1885, fue este el primero de tres trabajos sobre el bulbo raquídeo (los otros dos son el XIV y el XV). El manuscrito está fechado en «Viena, a mediados de mayo de 1885». Freud hace un comentario acerca de su temprano interés por la medulla oblongata en su Presentación autobiográfica (1925d), AE, 20, pág. 10. En la 25º de sus Conferencias de introducción al psicoanálisis (1916-17), al referirse a los esclarecimientos que en torno del problema de la angustia produjo la medicina académica, había escrito: «Esta parece interesarse sobre todo por los caminos anatómicos a través de los cuales se produce el estado de angustia. Se nos dice que la medulla oblongata es estimulada, y el enfermo se entera de que padece de una neurosis del nervus vagus. La Medulla oblongata es un objeto muy serio y muy lindo. Recuerdo bien todo el tiempo y el esfuerzo que hace años consagré a su estudio. Pero hoy no podría indicar algo más indiferente para la comprensión psicológica de la angustia que el conocimiento de las vías nerviosas por las que transitan sus excitaciones» (AE, 16, pág. 358).]
15) [El paciente era un hilandero al que Freud tuvo bajo observación y tratamiento hospitalario durante seis semanas, a partir del 10 de noviembre de 1884, siendo luego dado de alta.]