try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Los Estadios del desarrollo: De representación o Preoperatorio



De representación o Preoperatorio  

  En este período, que abarca desde los 2  hasta los 8 años aproximadamente,  la representación le permite reemplazar la percepción de los objetos por una simbolización de ellos.  La función simbólica aparece a través del lenguaje, del juego reglado, de la imitación lúdica, etc.

Como es obvio, todo esto no se da de una sola vez, sino que al comienzo surgen los primeros rudimentos de representación, y con éstos, la posibilidad de sustituir un objeto por una imagen, un signo o una señal, aplicados inicialmente al espacio próximo y al tiempo presente.

 El niño comienza a manifestar cierta aptitud  para las representaciones motrices, pero aún no logra evocar con el pensamiento los desplazamientos que sabe hacer con su cuerpo. Por ej.: aunque sepa ir sin compañía a un lugar determinado, al comienzo no podrá describir con palabras ni con un dibujo el trayecto recorrido.
Por otra parte, las primeras representaciones constituyen configuraciones estáticas o estados. Por ej.: Si se le cambia el orden de presentación de cierto número de eslabones de madera, el niño cree que hubo variación en la cantidad, pues aún no ha adquirido la noción de conservación de la cantidad.

En la experiencia de presentar al niño dos vasos iguales conteniendo la misma cantidad de agua, si se vuelca el contenido de uno de ellos a otro vaso más delgado y más alto, él dirá que ahora hay más agua porque es más alto, o menos agua porque es más delgado. Observamos que si coloca su atención en el nivel del agua no considera la amplitud del vaso, y viceversa. Es decir, razona sobre configuraciones estáticas y no sobre transformaciones, que lo llevarían a apreciar las dos dimensiones a la vez.  Estas son regulaciones intuitivas, que constituyen en el plano representativo lo que las regulaciones perceptivas son en el plano sensorio-motriz.

Respecto de la captura de la relación tiempo y espacio, el niño juzga en este período, desde la perspectiva de las duraciones, por ejemplo que un automóvil recorrerá una distancia mayor, cuanto más rápido se desplace;  una mayor velocidad para él, significa mayor tiempo invertido en el trayecto.

 En el período sensorio-motriz se produce una asimilación  de los objetos a los esquemas de acción, en este período hay asimilación de los objetos a los esquemas de pensamiento, y se genera progresivamente una corrección por regulaciones  intuitivas que descentran el pensamiento y preparan el camino hacia la operación.