Instrumentos utilizados para medir el síndrome de Burnout

Instrumentos utilizados para medir el síndrome de Burnout

Mediciones del Síndrome de Burnout.

2.2.1 Instrumentos utilizados para medir el síndrome de Burnout.

El instrumento más utilizado para medir el Síndrome de Burnout es el Maslach Burnout Inventory (MBI). Este instrumento tiene una alta consistencia interna y una confiabilidad cercana al 0,9. Se trata de un cuestionario autoadministrado, constituido por 22 ítems en forma de afirmaciones, sobre los sentimientos y actitudes del profesional en su trabajo y hacia los usuarios (pacientes, estudiantes, profesores, entrenadores).

El Maslach Burnout Inventory (MBI) de Maslach y Jackson ha sido ampliamente utilizado, hasta el punto de que el resto de los instrumentos apenas han tenido un desarrollo significativo en la literatura científica. Valga como ejemplo los resultados que se muestran en el anexo 4 , donde sin haber pretendido ser exhaustivos, aparecen algunos de los otros instrumentos que se han empleado para medir el síndrome.

En la investigación se ha utilizado el Maslach Burnout Inventory (MBI) de Maslach y Jackson por su confiabilidad para determinar la presencia del Síndrome. En este instrumento de 22 ítems (véase el anexo 5 ), se le plantea al sujeto una serie de enunciados sobre sus sentimientos y pensamientos en relación a diversos aspectos de su interacción continua con el trabajo y su desempeño habitual. El sujeto ha de contestar a cada enunciado a partir de la pregunta ¿con qué frecuencia siente usted esto? , mediante una escala tipo Likert de siete opciones, desde nunca a diariamente. En la versión original era preciso cumplimentar dos veces el inventario, ya que al individuo se le hacía una segunda pregunta ¿con qué intensidad siente usted esto? , debido a que el instrumento medía la frecuencia e intensidad del Burnout; sin embargo, en la versión de 1986 no se presenta la pregunta acerca de la intensidad, porque las autoras consideran que no habían encontrado correlaciones altas entre ambas dimensiones de evaluación, mientras que la frecuencia sí se mantiene porque es similar al formato utilizado en otras medidas tipo autoinforme, de actitudes y sentimientos.

El inventario se divide en tres subescalas, cada una de las cuales mide las tres dimensiones que se suponen configuran Síndrome de Burnout: Agotamiento emocional (9 ítems), Despersonalización (5 ítems) y Reducida realización personal (8 ítems).

Las preguntas correspondientes a cada subescala son:

•  Agotamiento emocional: 1, 2, 3, 6, 8, 13, 14, 16, 20.

•  Despersonalización: 5, 10, 11, 15, 22.

•  Reducida realización personal y/o profesional: 4, 7, 9, 12, 17, 18, 19, 21.

Los profesores deben contestar a cada pregunta según la siguiente escala:

0 = Nunca

1 = Pocas veces al año o menos

2 = Una vez al mes o menos

3 = Unas pocas veces al mes o menos

4 = Una vez a la semana

5 = Pocas veces a la semana

6 = Todos los días