try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Constitución de la Psicología Social como disciplina científica: Las 3 primeras décadas del siglo XX



Las 3 primeras décadas del siglo XX.
Las raíces de la psicología social se sitúan en Europa, pero fue en USA donde se constituyó y alcanzó su máximo desarrollo. En 1908 la psicología social es considerada una disciplina independiente.
Edgard Allsworth Ross realza el papel de la imitación y de la sugestión como mecanismos explicativos de las uniformidades sociales.
W. McDougall proponía la teoría del instinto e introducía en la psicología social la perspectiva individual que la caracterizarías durante mucho tiempo. Esta perspectiva instintivista fue reemplazada por orientaciones psicológicas entre las que el conductismo, dado el clima positivista de la época tuvo mucho que ver.
Los antropólogos Malinowski, M.Mead y Linton señalaron el papel que jugaba la cultura en el desarrollo de la personalidad y la importancia que esta tenia para explicar la conducta social.
El concepto instinto fue sustituido durante las primeras décadas del siglo XX por el de actitud. El concepto “actitud” tuvo aceptación en todas las corrientes psicológicas durante el primer cuarto de siglo. El éxito de su aceptación residía en la relación lineal que se estableció entre actitud y conducta. A lo largo de la primera mitad de este siglo y parte de la segunda, este concepto será central para la psicología social.
En USA figuras como William James, J.M. Baldwin y G.H Mead desarrollaron contribuciones importantes para la psicología social. William James introdujo el concepto “yo social”. El yo social, junto con el yo material y el yo espiritual constituyen el “yo total” del individuo.
Para Baldwin, el yo total es el yo social. El individuo surge progresivamente del grupo social y va tomando poco a poco conciencia de su yo en relación dialéctica con los otros. En este desarrollo evolutivo desempeña un papel importante la transmisión o herencia social.
Las aportaciones de William James y Baldwin fueron desarrolladas con mayor profundidad por Mead. Mead desarrollo su psicología social a partir de su concepción del “gesto”. En la adaptación del hombre a su entorno la comunicación de gestos juega un papel fundamental. Wundt situó el gesto en su contexto social y fue este aspecto del trabajo de Wundt el que Mead tomó y desarrolló.
 El estudio de Mead parte del proceso social en marcha y señala que de él emergen la mente, el yo y la sociedad.
El nivel de comunicación simbólica en el hombre a través del lenguaje es lo que permite la formación y desarrollo de la mente para Wundt el lenguaje era el producto de la mente, para Mead, la mente era el producto del lenguaje.
En el proceso social y a través de la interacción o comunicación surge el sí mismo, la conciencia del propio yo. En la “conversación de gestos”, los individuos en interacción infieren los pensamientos, sentimientos e intenciones de los demás. A través de esta dinámica cuya base es el lenguaje, cada uno asume la perspectiva del otro y adopta las actitudes de los otros hacia sí mismo. En esta asunción de roles, la persona toma el papel del “otro generalizador”; y es la incorporación de estas actitudes lo que constituye el “Mi”, de forma que éste se desarrolla a partir de un proceso social en el que se adquieren las características del marco social en el que se vive.
En cualquier proceso social los individuos son explicados en términos de la sociedad y no la sociedad a partir de los individuos.
“La psicología social estudia la actividad o conducta del individuo en cuanto que dicha conducta está anclada dentro del proceso social; la conducta de un individuo solo puede ser comprendida en términos de conducta del grupo social total del que es miembro puesto que sus acciones individuales están incluidas en actos sociales más amplios que superan su propia individualidad e implican a los otros miembros del grupo”.
La psicología social en USA no siguió las líneas trazadas por Mead. El hombre que se convirtió en el principal punto de mira fue Allport. Él era un conductista heterodoxo y un experimentalista, ambos confluyeron en él y ambos encajaban en la atmósfera de la época.
Con él se introdujo el experimento de laboratorio en psicología social y ésta disciplina entró en el terreno experimental. Reaccionó contra teorías que definían la psicología social como el estudio del grupo y contra la existencia de una entidad supraindividual. Allport fue contra todo aquello que había introducido McDougall: los instintos y la mente de grupo.
La antropología realizó contribuciones a esta disciplina a lo largo del siglo XX. Enfatizaban la importancia del conocimiento de distintas culturas para entender la conducta social.
Las contribuciones se pueden agrupar en 3 líneas de pensamiento:
-Un enfoque individualista y en ella se sitúa el enfoque instintivista de McDougall y el enfoque conductista de Allport.
-El estudio de los grupos y los procesos  psicológicos grupales, aquí se enmarca el trabajo de Ross,
-La tercera pone su acento en la sociedad y en ella se encuentran Mead y las investigaciones antropológicas.

El enfoque individuocéntrico parece ser el dominante durante estas primeras décadas del siglo XX.