Noticias Psi – Pandemias, sistemas, caos y otras yerbas

Fuente: INTERSECCIONES PSI – Revista electrónica de la Facultad de Psicología. (AÑO 10 – NÚMERO 35 – JUNIO 2020) – MARTÍN WAINSTEIN

Pandemias, sistemas, caos y otras yerbas
Autor: MARTÍN WAINSTEIN

A Rolando García (1919-2012)
… “el hilo se ha perdido, el laberinto se ha perdido también.
Ahora ni siquiera sabemos si nos rodea un laberinto,
un secreto cosmos o un Dios azaroso
(que) nuestro deber es imaginar que hay un laberinto y un hilo;
(que) nunca daremos con el hilo;
acaso lo encontraremos y lo perderemos en un “acto de fe”.
Borges, J. L., Los conjurados.

Sistemas

“Toda realidad social es precaria; todas las sociedades son construcciones que enfrentan el caos. La constante posibilidad del terror anómico se actualiza cada vez que las legitimaciones que obscurecen la precariedad están amenazadas o se desploman” [i].

Descripta desde las ciencias sociales o desde las ficciones borgeanas la realidad se muestra oscilando entre el orden, el sistema, y el caos, la incertidumbre. El orden define esa realidad aceptada y rutinaria de la vida cotidiana, el caos nos retrotrae a la imagen de un estado anterior a la ordenación del universo; psicológicamente nos sumerge en la estrechez de la angustia.

El virus ataca eso, la realidad de la vida cotidiana. Y aun la misma palabra que define su accionar, pandemia, no llega a crear el esquema dentro del cual describir la pérdida del espacio y el tiempo, esas categorías kantianas que nos permiten ordenarla.

Noticias Psi – Coronavirus: un enfoque psicosomático

Fuente: INTERSECCIONES PSI – Revista electrónica de la Facultad de Psicología. (AÑO 10 – NÚMERO 35 – JUNIO 2020)- JORGE C. ULNIK

Noty PSI: Coronavirus: Un enfoque psicosomático (J. C. Ulnik)

Coronavirus: un enfoque psicosomático
Autor: JORGE C. ULNIK

En este trabajo se plantea la aparición del Covid 19 como un hecho vital de toda la comunidad, articulado con el momento histórico y evolutivo de la misma. Se describen las alteraciones del tiempo y el espacio que ocasiona tanto el agente infeccioso como las medidas para evitarlo. Se comparan éstas últimas con una enfermedad auto-inmune en la cual, el “organismo” reacciona atacando lo propio -la población- como si fuera un extraño, el sospechoso. La cuarentena, aunque necesaria, termina funcionando como una especie de inflamación social, en exceso y antes de tiempo, que impide el intercambio entre sus miembros y su supervivencia económica.

El término “psicosomático” se presta a muchos malentendidos y es muy probable que el lector de este trabajo pueda pensar que es sinónimo de “psíquico” o “de causa psíquica”, y se pregunte cómo se puede tener un enfoque psicosomático de la enfermedad por COVID 19, siendo que se trata de una pandemia causada por la irrupción de un virus y encuadra perfectamente en especialidades como la infectología, porque es una enfermedad infecto-contagiosa, y la epidemiología, porque se propaga fácilmente por contagio en toda la población.

Suponiendo que se ponga el acento en las consecuencias psíquicas de la enfermedad y se justifique de ese modo su abordaje psicosomático, concluiríamos que los infectados, sus familiares y toda la sociedad tiene depresión, ansiedad y stress y que la cuarentena afecta la salud mental. Esto podría ser verdad y ser considerado por algunos como un enfoque psicosomático del problema, pero es una verdad de Perogrullo. Y aquí no podemos afirmar, como se hace con otras enfermedades, que son la depresión, la ansiedad y el stress los que causan la enfermedad.

Sin embargo, en medicina a menudo se confunde el mecanismo con la explicación. Podemos comprender y describir los mecanismos por los cuales el virus se propaga, o cómo entra en el organismo y se replica, afectándolo, pero a la hora de las explicaciones, cuando la gente se pregunta por qué está ocurriendo todo esto, los médicos confiesan su ignorancia y los religiosos, los paranoicos, los políticos y los filósofos empiezan a opinar.

Así, corren las versiones de una confabulación china para poner de rodillas a Estados Unidos y dominar la economía mundial, o las de un mensaje divino para que los humanos cambien y se vuelvan menos materialistas y más espirituales, o de una justicia natural, para que los animales vuelvan a sus hábitats originarios, o de una ecología universal que promueve la alarma por el cambio climático y le avisa a los hombres y mujeres que paren de alterar el equilibrio planetario.

Obviamente, ninguno de los anteriores es un verdadero enfoque psicosomático, al menos desde nuestro punto de vista.

Noticias Psi: Dilemas Bioéticos, fortalezas y limitaciones en el ejercicio profesional de las psicoterapias virtuales

Fuente: Intersecciones Psi. Revista Electrónica de la Facultad de Psicología – UBA – AÑO 10 – NÚMERO 34 – MARZO 2020

Noticias Psi: Dilemas Bioéticos, fortalezas y limitaciones en el ejercicio profesional de las psicoterapias virtuales

Autor: MARÍA LAURA COLOMBERO
Fuente: Intersecciones Psi. Revista Electrónica de la Facultad de Psicología – UBA – AÑO 10 – NÚMERO 34 – MARZO 2020

El trabajo aborda los dilemas bioéticos que se presentan en el uso de psicoterapias virtuales, entendiendo a éstas como intervenciones de ayuda psicológica sustentadas en internet, cuya proximidad es artificial o a distancia. El objetivo es poner en discusión los niveles de problematicidad bioética -bajo, medio y alto- que conlleva el uso de este tipo de dispositivo, como así también sus fortalezas, limitaciones y desafíos y sistematizar los referenciales éticos mínimos a tener en cuenta en su uso.

La metodología utilizada es de carácter cualitativo y el método hermenéutico crítico aplicado a casuística existente. Entre las principales conclusiones se observa el crecimiento exponencial de esta práctica que, ante la falta de parámetros, formaciones específicas y regulaciones, coloca en la figura del profesional de la psicología, la responsabilidad de analizar y evaluar las situaciones para delinear un proceder responsable y ético. Siendo que el éxito o fracaso de estos formatos de trabajo, dependerá de la correcta identificación de los pacientes que podrían beneficiarse, tratando de garantizar cuestiones trascendentales como la seguridad, privacidad, la confidencialidad de su información personal, pero también el acceso a un servicio de salud mental, equitativo, igualitario y justo.

Los vertiginosos avances que han tenido durante las últimas décadas las tecnologías de la información y comunicación –en adelante TICs-, han suscitado una serie de interrogantes transversales a todas y cada una de las diferentes realidades profesionales alrededor del mundo. El impacto directo de dichas tecnologías y su omnipresencia en nuestras vidas, ha producido -y lo sigue haciendo- permanentes modificaciones en los modos y formas de relacionamientos, incluso al interior de las prácticas profesionales mismas.

En este sentido, muchas profesiones se han visto interpeladas tanto en lo concerniente a la divulgación del conocimiento mismo, como así también a la implementación de nuevas modalidades o formatos de praxis a partir de la red.

Estas portentosas novedades, -especialmente las del ámbito de la medicina-, son presentadas con euforia por los medios masivos de comunicación como hazañas de la innovación científica: “cuando Mehran Anvari toma su instrumento quirúrgico y realiza cortes en el cuerpo de una persona, no utiliza sus propias manos. De hecho, ni siquiera se encuentra en la misma sala. Opera a pacientes que están a 400km. de distancia” (BBC, 2014, s/p). Ahora bien, estos formatos de praxis que ha habilitado internet y todas sus plataformas y herramientas afines, también tiene una injerencia directa en la práctica profesional de la psicología. Aunque la psicoterapia a distancia se remonta a los tiempos de Freud, que trató a algunos de sus pacientes vía correspondencia, todavía es un terreno con tantos entusiastas como detractores. Hoy se puede recibir tratamiento psicológico vía Skype, podcast, chat con o sin webcam, mail, videoconferencia, whatsapp, hangouts y blogs, entre otros. Hay terapias individuales y grupales; hay portales especializados en anorexia y bulimia, control de la ira y adicciones y también programas de tratamiento para descargar y trabajar a solas en la computadora. Basta poner en el buscador terapias en línea o e-therapy para ver desplegadas cientos de páginas que ofrecen servicios de salud mental, e incluso un arsenal de propuestas de cursos y capacitaciones para profesionales.

La masificación que han tenido las prácticas psicoterapéuticas virtuales en el último tiempo ha sido de dimensiones insospechadas, no así la producción de investigaciones en torno a ello. Existen pocos estudios que abordan los dilemas bioéticos puestos en juego en estas modalidades de relacionamiento terapéutico y la mayoría de ellos son anglosajones. Razón por la cual, resulta de crucial importancia poner en discusión aquí, los niveles de problematicidad bioética que conlleva el uso de este tipo de dispositivo[i], como así también sus fortalezas, limitaciones y desafíos pensando siempre en ese Otro, destinatario de los servicios de salud mental.

DESARROLLO

Según Franco, Jiménez, Monardes& Soto Pérez (2010), los inicios en el empleo de las TICs en el ámbito de la salud podrían ubicarse en torno a 1960 a partir del envío de imágenes radiográficas. Pero específicamente en lo que respecta al área de la psicología clínica, el uso de TICs, se ubica en 1961 cuando Wittson, Affleck y Johnson emplearon la videoconferencia y posteriormente cuando Weizembaum en 1966 diseñó el programa ELIZA, y su aplicación DOCTOR, la cual simulaba respuestas no directivas de un terapeuta de orientación rogeriana. Baños, Botella y Perpiñá, (citado en Franco, et al., 2010).

Claro que, aunque ya hace más de medio siglo que la disciplina psicológica interactúa con la tecnología, es extraordinariamente sorprendente recorrer la última década de desarrollos en materia de comunicaciones y visualizar sus impactos en la incorporación de nuevos formatos de praxis.

Algunos autores expresan que las ciber-terapias, como intervenciones de ayuda psicológica sustentadas en internet se están transformando en un complemento y alternativa a la atención tradicional comenzando a demostrar eficacia; se constituirán en una estrategia que puede ser de gran ayuda en el ámbito de la psicología clínica, complementandose con intervenciones tradicionales y ajustándose mejor a ciertos tipos de usuarios como las poblaciones rurales, estigmatizadas o con problemas de acomodo a la atención tradicional en salud mental (De las Cuevas, et al., 2006; Hill, et al., 2006; Pelechano, 2007 en Franco, et al., 2010, p. 31).

Incluso, hay investigaciones que trabajan en torno a las psicoterapias virtuales como herramientas sustitutas de los sistemas colapsados de atención en la salud mental, bajando los costos y descomprimiendo el gran caudal de pacientes que están sujetos a un servicio deficitario, específicamente pacientes críticos, de alto riesgo en lista de espera (Kenter, Van Straten, Hobbel, Smit, Bosmans, Beekman&Cuijpers, 2013).

Existen entonces, casuísticas que nos llevan a pensar sobre la importancia que adquiere este dispositivo con respecto a los principios éticos de igualdad, justicia y equidad en el acceso a los servicios de salud, mencionados por la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la UNESCO (2005). Sin embargo, como contrapartida, las psicoterapias virtuales presentan una serie de dilemas bioéticos vinculados con cuestiones trascendentales como la privacidad, confidencialidad, vulneración de identidad, consentimientos informados, efectos nocivos, etc.

En este sentido, Kotsopoulou, Melis, Koutsompou&Karasarlidou, (2015) trabajaron sobre la e-terapia y los dilemas éticos presentes en esta forma de asesoramiento terapéutico. Las autoras, afirman que cada servicio basado en la web se centra en la importancia del consentimiento informado, en particular en lo que se refiere a los límites de privacidad, excepciones a la confidencialidad y amenazas a la seguridad (Behnke, 2008 citado en Kotsopoulou et al., 2015).

Y si de agregar variables dilemáticas se trata, ManhalBaugus (2001), aporta la consideración de que la e-terapia se ha tratado bastante fragmentada por estados, legislaturas, gobiernos, organizaciones y los mismos profesionales y que existe la necesidad de trabajar para establecer pautas legales, éticas y prácticas en torno a la terapia global, sobre todo, para la protección de los clientes. Lo recapitulado, requiere que analicemos y sistematicemos los niveles de problematicidad bioética que adquiere este formato de relacionamiento en psicología cuya proximidad es indirecta y artificial o a distancia. De acuerdo a lo que plantea FrançaTarragó (2016), podemos identificar tres niveles que se dan en la praxis psicológica mediada por TICs: bajo, medio y alto.

Noticias Psi – Programa “Perros de Terapia para Asistencia Judicial”

Un perro acompaña a niños que deben testimoniar

Noti Psi- Perros de Terapia para Asistencia Judicial

Un perro acompaña a los chicos que deben testimoniar:

Titan- Imagen de Patricio Pidal /AFV

El Ministerio Público Tutelar porteño incorporó por primera vez en Argentina la asistencia de un perro para niños, niñas y adolescentes que sean entrevistados en una cámara Gesell. El objetivo es crear un ambiente amigable para los chicos. Desde el organismo afirmaron que están notando que la presencia de Titán hace que los relatos sean más distendidos y descomprimidos. Buscan extender este programa a otras provincias.
La idea fue tomada de otros países. Desde el Ministerio Público Tutelar porteño, calificaron como «fantástica» la experiencia de incorporar a un perro que asista a los chicos en cámara Gesell. El equipo de psicólogos que trabaja en el organismo expresó que el contacto con el animal «sirve para bajar el estrés que genera declarar y, al canalizar la ansiedad y la angustia, mejora la calidad del relato». (1)

Fuente – Télam

Artículo – «Experiencia en el Ministerio Público Tutelar-Un perro acompaña a los chicos que deben testimoniar»

Autor: Ludmila Ferrer.

Fuente: Diario Página12 (8 De Octubre de 2019) (2)

Se llama Titán y entretiene a los chicos que deben contar un abuso u otro delito del que fueron víctimas.

Titán es un golden retriever, tiene cinco años y desde ahora, una misión: acompañar a los niños, niñas y adolescentes que deben pasar por la experiencia angustiante de declarar en un proceso judicial. La interacción con el perro ayuda a los chicos a atravesar el momento estresante de contar una situación de violencia o abuso frente a los psicólogos del Poder Judicial. «Una nena que vino a declarar dijo que Titán es lo mejor del Poder Judicial”, celebró la Asesora General Tutelar, Yael Bendel, que implementó el programa de asistencia canina.

Según contó Bendel, hace un año que desde el Ministerio Público Tutelar (MPT) inauguraron el uso de la Sala de Entrevistas Especializada (SEE), en reemplazo de la cámara Gesell. En esta sala no hay un vidrio a través del cual el juez, el fiscal y las partes pueden ver al niño mientras declara, sino que se lo observa a través de múltiples cámaras que hay en el lugar. “Pero los chicos venían a declarar y la angustia (que les provoca revivir una situación traumática) seguía”, detalló Bendel.

Al buscar una solución para este problema, explicó la Asesora Pública Tutelar, encontraron el programa “Perros de Terapia para Asistencia Judicial” que “ya está siendo utilizado en Estados Unidos, Canadá, España, Francia y Chile”. “Queríamos que esa etapa previa a la declaración sea de juego, de diversión, de intercambio de cariño”, afirmó Bendel.

Así comenzó la búsqueda de un perro para incorporar al MPT. En ese momento, Carlos Agudo, uno de los trabajadores del Ministerio que también se dedica a entrenar perros, dijo que él tenía a Titán, que ya trabajaba como perro de terapia con niños. “Titán estaba entrenado para esto”, sostuvo la Asesora Pública Tutelar.

Cuando los niños llegan al MPT para declarar, explicó Bendel, “muchas veces se da que tienen que esperar a que lleguen los jueces”. Esa espera se realiza en una sala pequeña, contigua a la SEE, donde hay sillones, juegos y pueden ser acompañados por Titán. “Los chicos se enteran que está Titán cuando llegan. Por ahora, todos se le tiran encima”, agregó.

Titán está siempre junto a Agudo, que lo tiene con una correa y sólo lo suelta con el consentimiento del niño que va a declarar. “Hay chicos que necesitan más tiempo para entrar en confianza”, afirmó Agudo.

El perro no entra a la SEE porque, acotó Bendel, “no es recomendable”. “La declaración es una etapa que debe durar poco, de un máximo de 45 minutos”, sostuvo, para así evitar el sufrimiento del niño. Por esa razón, quienes declaran no ingresan con el perro ni con juguetes: de esta forma evitan que se distraigan y se reduce el tiempo de la declaración.

Al salir de la SEE, Titán está esperando a los niños. “Lo que vimos hasta ahora es que el relato de los chicos se distiende y muchos quieren salir (de la sala) para reencontrarse con Titi, que es como lo apodaron los chicos”, describió Bendel.

Además, la Asesora Pública Tutelar contó que una de las psicólogas del MPT destacó “lo distendido y fluido de las entrevistas” después de que los chicos juegan con el perro. Según las especialistas, antes de ingresar a la SEE, la interacción con Titán “baja el nivel de estrés” y “mejora la calidad del relato”, mientras que, después de la declaración, ayuda a neutralizar la angustia producida por recordar una situación de abuso o violencia.

Agudo, por su parte, señaló que la presencia de Titán tiene “un gran efecto” en los niños. “Llegan callados, con miedo, y terminan felices –aseguró el entrenador–. (Y al entrar a la SEE) ya tienen otro vínculo con quien le toma la entrevista (que siempre es un psicólogo del Poder Judicial)”.

Por ahora, detalló la Asesora Pública Tutelar, sólo han probado el efecto de la presencia de Titán en pocos casos y los resultados han sido siempre satisfactorios. “Incluso una nena nos pidió que le saquemos una foto con Titán. (Venir a declarar) es un momento que representa ir a contar algo terrible”, contó Bendel.

Titán vive con Agudo desde los tres meses de edad. Según explicó el entrenador, Titán era el cachorro con el temperamento “más equilibrado” de su camada y esta característica es necesaria seleccionar a un perro que luego va a trabajar con niños. “Primero se educa y después se lo adiestra”, informó.

La etapa de la educación va de los 60 días hasta los 4 o 6 meses y, a través del juego, se enseña al perro qué puede hacer y qué no. “Se le hace todo lo que un niño puede llegar a hacerle”, sostuvo Agudo, como, por ejemplo, pisarle la cola o agarrarlo con fuerza. El perro en ningún momento puede responder de forma agresiva.

En la etapa del adiestramiento se le enseña al perro a obedecer órdenes básicas, como sentarse o dar la pata. “Es un entrenamiento cognitivo emocional”, señaló el entrenador. A partir de estímulos positivos, como un premio, se refuerzan las conductas permitidas. Si el perro hace algo mal, acotó Agudo, “se lo ignora” o no se lo premia.

Bendel afirmó que tienen pensado incorporar un perro labradoodle, una raza que no genera reacciones alérgicas, al programa de Perros de Terapia. Este nuevo integrante también será entrenado por Agudo para que imite la conducta de Titán.

“Este es el único lugar del país donde se hace –señaló Bendel–. El deber de todos los adultos es cuidar a los niños. Si esto (el programa “Perros de Terapia para Asistencia Judicial”) sirve, lo tenemos que repetir en todo el país”.

Continúa en…

Artículo – Presentaron a Brownie, el segundo ejemplar del programa «Perros de Terapia para Asistencia Judicial»


Fuentes:
1 – UNIDIVERSIDAD – Revista Digital – http://www.unidiversidad.com.ar/titan-el-perro-que-asiste-a-los-ninos-que-declaran-en-camara-gessell

2- Página12 – Diario Digital- https://www.pagina12.com.ar/224018-un-perro-acompana-a-los-chicos-que-deben-testimoniar

Notas Psi

Notas Publicadas en @psicopsicomunidad (facebook)

Notas Psi en Facebook

A lo largo de estos años hemos recopilado notas en las redes sociales de estudiantes, profesionales y de todos aquellos que aportaron su punto de vista sobre el mundo Psi.

En el enlace a continuación permite acceder de manera gratuita:

@psicopsicomunidad
@psicopsicomunidad
@psicopsicomunidad
@psicopsicomunidad

Bienvenid@!

mundo Psi

Encontrarás material sobre las ciencias Psi y todas aquellas relacionadas con el conocimiento del ser humano; su relación con el mundo, los otros y consigo mismo.

Marcela E. Maldonado
Marcela E. Maldonado

Desde 2006, Psicopsi ha sido pionera en divulgación de material de estudio gratuito. Material que no se limita a la psicología, una de mis pasiones, sino a todo material que se dedique al estudio del Ser Humano y todo lo que se relacione con él. Sin tomar a una ciencia, disciplina o teoría como única. Hoy, en los tiempos en que hay mucha información y acceso de material de estudio, Psicopsi sigue siendo fiel a sus principios: Que no haya límites para el conocimiento y el acceso a él, no tomar una voz como verdad y dar el espacio para la publicación gratuita.