try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Adolescencia: El duelo por el self y el duelo por el objeto (Grinberg)



El nuevo tipo de relación que entabla el adolescente es marcado por  sus relaciones objetales tempranas, sin embargo es en esta etapa de la vida, donde se reactualizan sucesos y formas de respuesta anteriormente introyectadas al yo, también se adquieren los elementos vitales para relacionarse posteriormente en el mundo adulto; siendo los duelo por los padres, cuerpo e identidad infantil los que determinan en gran medida el como serán entabladas las futuras relaciones y teniendo como factor impulsor y a la vez problemático al cuerpo que impone una  realidad biológica que es ineludible para el adolescente.
Ante este grupo de cambios e imposiciones “el individuo reacciona no solo con angustia frente a la situación nueva y desconocida sino también con sentimientos depresivos, ya que el cambio significa también la perdida de estructuras previas (duelo por el objeto) mas la perdida de los aspectos del propio self ligados a ellas (duelo por el self). Si este duelo no puede elaborarse, condicionara también, como la angustia, la resistencia al cambio ya que estas perdidas de partes del self son sentidas como amenazas de perdida de la identidad,” es estacita se evidencia la postura de Grinberg frente a los duelos, el identifica dos duelos primordiales: el duelo por el self y el duelo por el objeto.
Del duelo por el objeto se refiere a lo que el sujeto pierde en relación a los otros, es decir a lo que pone en los otros y finalmente tiene que perder, ya sea por una ausencia en lo real o un rompimiento afectivo, aunque la persona siga en el mismo circulo social. Este duelo por el objeto se podría relacionar con el duelo que  tiene que hacer el adolescente por sus padres y amigos de la infancia, ya que las modificaciones obligan a que estas perdidas se den en cuanto se transforman las relaciones por el cambio de los sujetos y características que antes acompañaban este tipo de relacionamiento ahora queden relegadas por la llegada de otras. “Son inevitables el duelo por los objetos del pasado y los amoríos, afortunados o desafortunados, con adultos ajenos al medio familiar o con otros adolescentes del sexo opuesto o del mismo sexo.”
El duelo por el self, o por partes de este, se refiere principalmente a la perdida de partes de este unidas a objetos externos, es decir, lo que cada sujeto pierde cuando un otro significativo se aleja; igualmente tiene que ver con perdidas de aspectos de la personalidad. Este duelo en Grinberg se podría relacionar con las pérdidas por los roles y la identidad infantil, al igual que por el cuerpo de esta etapa planteados por Aberastury, ya que estas perdidas y duelos son elaborados gracias a los cambios y se experimentan como pérdidas del self infantil ya establecido. Sin embargo “Para hacer una buena elaboración del duelo concerniente a la vivencia de perdida de los objetos, resultara indispensable haber podido elaborar previamente, de un modo satisfactorio, el duelo por la perdida de las partes del self.” De esta manera ambos duelos se enlazan, haciendo aun mas visible la unión que se establece entre todos los elementos del psiquismo humano.