try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Principales lineamientos de la Escuela de Psicoterapia Cognitiva: Las distorsiones cognitivas



Las distorsiones cognitivas:

Durante el procesamiento de la información pueden ocurrir ciertas
alteraciones que lleven a los pacientes a sacar conclusiones arbitrarias, se han
descripto varias distorsiones o errores cognitivos para los pacientes depresivos,
aunque también pueden encontrarse en muchas otras patologías y en personas sin
trastornos psicológicos.
Las principales distorsiones cognitivas son:
* Inferencia arbitraria: es el proceso por el cual se adelanta una conclusión sin
evidencia a favor que la sustente o cuando se sostienen ciertas afirmaciones
incluso con evidencia contraria. Por ejemplo pensar que van a dar mal un
examen, incluso habiendo estudiado mucho y teniendo aprobados todos los
exámenes anteriores con buenas calificaciones.
* Maximización: consiste en agrandar ciertos aspectos o cualidades; en el caso de
los pacientes depresivos maximizan los errores, las carencias, las faltas, las
pérdidas.
* Minimización: se da cuando se subestiman o empequeñecen ciertos aspectos o
cualidades; los pacientes depresivos minimizan los logros, los éxitos, las buenas
cualidades, los aciertos.
* Abstracción selectiva: consiste en centrarse en un aspecto, atributo o detalle
sacándolo del contexto, dejando de lado características relevantes de la
situación y a partir de allí elaborar ciertas conclusiones. Los pacientes
depresivos tienden a recortar los aspectos negativos y mediante ellos sacar conclusiones que comprueben su inutilidad, su poca valía personal o sus defectos.
* Generalización excesiva: se da cuando a partir de uno o varios hechos o
situaciones aisladas se sacan reglas que se generalizan para otras situaciones.
En el caso de los pacientes depresivos, por ejemplo pueden a partir de un
fracaso sentimental concluir que nunca van a poder estar en pareja.
* Personalización: es la tendencia a autoatribuirse hechos y fenómenos externos
que no tienen que ver con ellos mismos y sin evidencia que establezca dicha
relación. Un paciente decía: “Yo maté a mi hermano”, al investigar esta creencia
descubrí que el hermano se había suicidado, en la familia el único confidente y
apoyo era mi paciente, quien evitó que varias veces se suicidara, de hecho casi el
único motivo que su hermano tenía para vivir era el afecto que sentía por él, a la
muerte de este mi paciente cargó con toda la culpa y se atribuyo la muerte de su
hermano.
* Pensamiento dicotómico: también llamado pensamiento absolutista, todo o
nada, o blanco o negro. Consiste en la utilización de categorías polares para
clasificar a situaciones o personas, sin poder ver matices o grados, todo se
evalúa en extremos. Por ejemplo: bueno/malo, santo/pecador, fiel/infiel,
justo/injusto. Los pacientes depresivos tienden a atribuirse las categorías del
extremo negativo.
Estas distorsiones cognitivas se dan como dijimos en distintas personas, no
sólo en los pacientes depresivos, pondremos algunos ejemplos para mostrar como
se da en otras ocasiones; en el caso de las personas que le tienen fobia a las
cucarachas que suelen mirar más los zócalos y rincones, obviamente quien abstrae
selectivamente este aspecto tiene más oportunidades de ver cucarachas que quien
no lo hace. En el caso de los trastornos de la alimentación existe una marcada
dicotomización del pensamiento en donde se le atribuye a las personas flacas una
serie de características tales como: ser feliz, exitosa, etc. y en el otro polo se ubican
a aquellas personas que tienen problemas con el peso, sin pensar grados
intermedios, o se está absolutamente gorda o flaca, a las cuales se les atribuye:
infelicidad, fracasos, etc.. En los paciente con ataques de pánico suelen estar
maximizados las sensaciones corporales, en particular las respuestas fisiológicas
tales como zumbidos, taquicardias, disneas, etc., la misma maximización se da en
las personas hipocondríacas en donde las enfermedades ocupan su pensamiento
constantemente y escudriñan su cuerpo constantemente en la búsqueda de esa
enfermedad fatal. Habitualmente digo que si miramos a una hormiga es un bichito
insignificante, pero si la miramos con una lupa se transforma en un monstruo, lo
mismo le ocurre a las personas que distorsionan en este sentido.

Volver al índice principal de ¨Principales lineamientos de la Escuela de Psicoterapia Cognitiva¨