try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Durkheim: Hechos sociales inmateriales y hechos sociales materiales, solidaridad mecánica



Los principales niveles de la realidad social en la obra de Durkheim pueden describirse así:
-Hechos sociales materiales:

Sociedad
Componentes estructurales de la sociedad (por eje. la Iglesia y el Estado)
Componentes morfológicos de la sociedad (por eje. distribución de la población, canales de comunicación y estructura de las viviendas)

-Hechos sociales inmateriales:

Moralidad
Conciencia colectiva
Representaciones colectivas
Corrientes sociales
Durkheim consideraba que la sociedad estaba constituida por hechos o estructuras sociales, pero advirtió que debíamos distinguir las funciones de los factores responsables causalmente de las estructuras sociales como de las funciones que cumplían.
Basó su análisis, Durkheim, en La división del trabajo social en su concepción de dos tipos de ideales de sociedad. El tipo más primitivo, caracterizado por la solidaridad mecánica, presenta una estructura social indiferenciada, con poca o ninguna división de trabajo. El tipo más moderno, caracterizado por la solidaridad orgánica, presenta una mayor y más refinada división del trabajo. Para Durkheim, la división del trabajo social es un hecho social material que indica el grado en que las tareas o responsabilidades se han especializado; es un factor mediante el cual la sociedad moderna se mantiene unida.
El factor causa más importante en la teoría durkheimiana de la transición de la solidaridad mecánica a la solidaridad orgánica es la densidad dinámica. Éste se refiere a la cantidad de personas de una sociedad y al grado de interacción que se produce entre ellas.
Durkheim afirmaba que una sociedad que presenta solidaridad mecánica se caracteriza por su derecho represivo. Por el contrario, una sociedad con solidaridad orgánica se caracteriza por su derecho restitutivo.
Los individuos se enfrentan a la anomia cuando la moral no les constriñe lo suficiente, es decir, cuando carecen de un concepto claro de lo que es una conducta apropiada y aceptable, de lo que no es, por ejemplo: la corrupción.
Durkheim definía la educación y la socialización como los procesos mediante los cuales el individuo aprende las maneras de un determinado grupo o sociedad, es decir, adquiere las herramientas físicas, intelectuales y, más importantes, morales necesarias para actuar en la sociedad. La educación moral tiene tres aspectos fundamentales:

Disciplina: para controlar las pasiones.
Autonomía, pero atípica en la cual el niño entiende el por qué de las reglas que prescriben ciertos tipos de conducta que deben de ser voluntariamente aceptadas.
Desarrollo de un sentimiento de dedicación y respeto a la sociedad y a su sistema moral.
Así se resumen los 3 puntos: “la conformidad no debe de llegar al extremo de subyugar totalmente el intelecto”.
Un problema social muy grave es el de las pandillas juveniles.
Durkheim se relaciona mucho con Comte, por lo que dice al igual que él que los sentimientos son la base de la sociedad, pero mas que nada decía que a los niños deben enseñárseles desde pequeños lo que es bueno y lo que es malo y a aceptar lo que se les dice y lo que se les manda, sin embargo, al faltar esta guía en la vida de los infantes, se pierde el control y el autocontrol por lo cual se dan a las malas compañías y a las malas acciones y luego se forman las pandillas juveniles y así aumenta el vandalismo en nuestra sociedad.