try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Repertorios cognoscitivos de atención, percepción y memoria: Evaluación de la memoria (Test conductual de memoria Rivermead)



Repertorios cognoscitivos de atención, percepción y memoria

Juan Antonio Amador Campos
Maria Forns Santacana
Teresa Kirchner Nebot
Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico
Facultad de Psicología. Universidad de Barcelona

El Test conductual de memoria Rivermead (Rivermead Behavioural
Memory Test: RBMT) de Wilson, Cokburn y Baddeley (1985/1991) es una
prueba destinada a evaluar las alteraciones en el funcionamiento de la
memoria cotidiana y controlar los cambios que se producen con el
tratamiento. Las tareas requieren retener información necesaria para un
funcionamiento adecuado en la vida diaria. Incluye tareas diversas como:
1) recordar el nombre y el apellido de una persona que es presentada a través de una foto;
2) recordar órdenes;
3) recordar un recorrido espacial de forma inmediata y diferida;
4) recordar el lugar donde ha sido escondido un objeto;
5) responder a preguntas referidas a orientación espacial, temporal y a la vida personal
del sujeto;
6) aprendizaje de tareas nuevas, y
7) reconocimiento de dibujos y de caras.
Puede administrase a partir de los 5 años. La prueba presenta baremos para los siguientes
grupos de edad: 5-10, 11-15, 16-69 y 70-94 años e incluye grupos de sujetos normales y con
alteraciones.
Esta prueba es útil para la evaluación de los problemas de memoria asociados a la edad o a
algún tipo de trastorno o accidente, tanto en personas mayores como en niños y adolescentes.
También es muy adecuada para establecer pautas de intervención, ya que emplea actividades
semejantes a las de la vida diaria y cuenta con cuatro versiones paralelas que pueden ser
utilizadas a lo largo de la evaluación y el tratamiento.

1.3.2. Tests y tareas clínicas y de laboratorio.
El recuerdo de sílabas sin sentido ha sido una de las tareas más utilizadas para estudiar
la memoria desde que Ebbinghaus las empleara en su laboratorio para estudiar la retención y
el olvido.
Las listas de palabras, las palabras enmascaradas dentro de frases o de textos, el
recuerdo de frases, o de historias, también se han utilizado como tareas clínicas y de
laboratorio para el estudio de la memoria. El recuerdo y reconocimiento de dibujos
geométricos o abstractos son tareas habituales en el estudio de la memoria.
La mayoría de estas tareas se han incorporado, con formatos diferentes a las baterías o
tests estandarizados que se utilizan para evaluar la memoria, y que hemos resumido en el
apartado anterior.

1.3.3. Tareas incluidas en baterías o tests de inteligencia.
Algunas baterías o tests de inteligencia incluyen subtests o tareas que evalúan diferentes
aspectos de la memoria. Por ejemplo, las tareas de recuerdo de dígitos, en orden directo o
inverso, o de recuerdo de dibujos, están incluidas en muchas baterías tanto clásicas como de
aparición reciente. Además, algunas pruebas proponen la agrupación de diferentes subtests para
formar diversos índices de memoria. Así, en el Stanford-Binet-IV (Thorndike, Hagen y Sattler,
1986) se agrupan cuatro subtests (recuerdo de posiciones, de frases, de dígitos y de objetos) en
una medida de memoria a corto plazo; en la Escala de inteligencia de Wechsler para adultos:
WAIS-III (Wechsler, 1997) se incluye un índice de memoria de trabajo, formado por los
subtests de aritmética, dígitos y letras y números, y el test de inteligencia para adolescentes y
adultos de Kaufman (Kaufman y Kaufman, 1993) proporciona un índice de recuerdo diferido
formado por los subtests de recuerdo auditivo y de jeroglíficos.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.